5 consejos para embarcarse, de una vez por todas, en el viaje de la transformación digital

¿Qué tenemos que aprender del coronavirus? Ser digital es una cuestión de supervivencia y ya no es un diferencial. Y la importancia de practicar esta mentalidad se hace aún más evidente en tiempos de crisis.

Ante el aislamiento para contener la propagación del virus, las compañías que operaban solo en el universo físico tuvieron que adaptarse rápidamente, ya sea para atender a sus clientes, ofrecer nuevos modelos de entrega de productos o servicios, o para hacer que los sistemas estén disponibles en la nube, permitiendo el home office a sus empleados.

En esta nueva era, adherirse a la mentalidad digital es estar preparado para cualquier evento imprevisto.

En este post comparto reflexiones sobre estos diferentes escenarios y 5 consejos para posicionarse digitalmente. ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hasta hace poco, las relaciones comerciales solían ser unilaterales, es decir, un lado vendía y el otro compraba. Este escenario comenzó a cambiar con los avances tecnológicos, principalmente debido a un mayor acceso a Internet y la proliferación de teléfonos inteligentes, que reconfiguraron el comportamiento del consumidor, permitiendo la conexión y el espacio para compartir experiencias, negativas o positivas, especialmente en las redes sociales.

La dinámica ha provocado un cambio profundo en las relaciones con los consumidores, que ahora están orientadas hacia el cliente. De esta manera, la compañía que comprende y se adapta a este nuevo perfil, nativo de la nueva economía digital, sale adelante. Pero, incluso si la transformación tiene lugar a nivel del consumidor, los cambios deben comenzar en casa.

A continuación, enumero cinco puntos para la transformación digital de las empresas que aún no se han unido a este viaje.

1 – Cambia tu mentalidad: el primer paso para comenzar tu viaje de transformación digital debe ser cambiar la cultura interna. Si anteriormente operamos en un mundo analógico, ahora estamos cambiando a digital. Establezca, entonces, una mentalidad orientada a este nuevo escenario para no dejar que su negocio muera.

2 – Guíe su negocio a través de Data-Driven: en un mundo donde los clientes son los principales protagonistas y el escenario es Internet, es fácil identificar que los datos son el nuevo combustible y que deben guiar su estrategia comercial. ¿Y cuál sería el automóvil, entonces, que lo lleva a tener acceso a los datos del cliente, de una manera que revela patrones y preferencias y, sobre todo, desarrolla relaciones? La inteligencia artificial, en este escenario, es la principal tecnología de conducción que transformará los datos en información para ser utilizada en la toma de decisiones en las empresas.

3 – Establezca una hoja de ruta bimodal: ¿en qué etapa de la transformación digital se encuentra su negocio y hacia dónde desea ir? ¿Qué tan ‘digital’ es tu empresa? Responder estas preguntas es esencial para comprender cuáles de sus procesos son analógicos y tienen la posibilidad de ingresar a la estrategia del viaje digital a realizar. El modelo de madurez debe guiarse, sobre todo, por una perspectiva bimodal, cuyo enfoque crea una estrategia coherente para descontinuar modelos analógicos simultáneamente con el desarrollo de estándares digitales.

4 – Comience con la eficiencia operativa alineada con la experiencia del cliente: después de desarrollar la hoja de ruta digital, es hora de embarcarse en el primer paso de este viaje, que es la implementación de los procesos que se automatizarán, para cumplir con el nuevo perfil del consumidor digital, lo que requiere mejores experiencias. Aquí, podemos enumerar, por ejemplo, el reemplazo de tareas repetitivas, como asistencia telefónica, por robots o chatbots. En este paso del viaje, no solo el cliente gana al optimizar su tiempo y obtener más agilidad para resolver problemas, sino también la empresa, que obtiene eficiencia operativa y reduce costos.

5 – Desarrollar nuevos modelos de negocio: Uber, la compañía de transporte más grande del mundo, no posee un automóvil, así como la red de alojamiento más grande, Airbnb, no posee un hotel. ¿Cuál es la interrupción en el modelo de negocio de estas empresas? Crecieron su negocio a través del valor. Contra el ‘pensamiento del océano rojo’, que busca confrontar a los competidores a través de los mejores aumentos de costos y, o, calidad, se involucraron en el ‘pensamiento del océano azul’, cuyo enfoque es resaltar las posiciones de mercado desocupadas, reflejando lo real valorar la innovación. Al brindar este ejemplo de interrupción a su empresa, es posible visualizar nuevos modelos de negocio a partir del intercambio y la monetización de datos a través de API (interfaz de programación de aplicaciones). El paso a paso para embarcarse en este nuevo mundo digital comienza dentro de la propia empresa, cambiando los estándares y las mentalidades. Solo de esta manera será posible avanzar hacia la transformación tecnológica y, finalmente, lograr la disrupción comercial deseada.

Tal vez te interese leer también: Dos puntos de partida para la transformación digital 

Leave a Reply

%d bloggers like this: